El láser, la indolora solución a la INCONTINENCIA URINARIA


incontinencia urinaria

Nuestra Clínica se encuentra en un lugar con encanto de la capital de España, en la Calle Espalter de Madrid que está situada entre el Museo Nacional del Prado, el Jardín Botánico, y el Parque de El Retiro. Este último, como la mayoría sabréis, es un pequeño paraíso en el centro de la ciudad, con vegetación, zonas deportivas, el estanque, el Palacio de Cristal etc. Ha sido testigo de primeros besos de muchas parejas, de paseos y en los últimos años de personas que promueven un estilo de vida saludable mediante running, bicicleta, patinaje y un sinfín de actividades.

Una paciente que vive por la zona opuesta al parque de El Retiro, le gusta cruzarlo cuando ha tenido que venir a la consulta, aprovechando así para poder dar un paseo. Un día mientras la atendía por otro tema estético que llevamos tiempo viendo, me confesó que estaba algo abatida. Durante el recorrido se encontró con una vecina de su misma edad, amiga de hace años, que estaba corriendo con toda su equipación: mallas, camiseta licra, deportivas… Me comentó que antes de tener su tercer hijo ella también realizaba esa práctica, pero que un problema de incontinencia urinaria le había alejado de esta sana actividad, pese a ser joven.

El caso de mi paciente es bastante común, ya que pese a rondar la mediana edad (entre 45-65 años) ha tenido varios partos naturales que le han provocado una relajación de los músculos de la vagina, perdiendo la  flexibilidad y fortaleza natural, lo que induce una disminución del control de la uretra con el resultado de una pérdida de orina cuando se realiza algún esfuerzo como estornudar, reír, o hacer ejercicio. Es lo que se denomina incontinencia urinaria leve de tipo 1.

Así el rejuvenecimiento vaginal con láser de co2 es una innovadora técnica que consigue disminuir las áreas vaginales interiores y exteriores, fortaleciendo también el suelo pélvico, acabando de una manera sencilla y en un corto periodo de tiempo con graves problemas, como la incontinencia urinaria, que afectan a la autoestima de quien los padece, pudiendo volver a recuperar su vida normal y su autonomía para realizar aquello que más le gusta.

La incontinencia urinaria superada sin anestesia, ni dolor, ni efectos secundarios

El tratamiento por láser, que como decíamos también mejora la incontinencia urinaria de tipo 1, contra lo que pueda parecer, es completamente indoloro y sin necesidad de anestesia, por tanto no requiere tampoco ninguna preparación previa. En un breve periodo de tiempo de entre diez minutos y cuarto de hora tendrás resuelto el problema de incontinencia urinaria con un procedimiento no invasivo sin ningún efecto secundario ni contraindicaciones.

La acción del láser provoca mediante un efecto térmico en la vagina una estimulación del colágeno de la zona, lo que tiene como consecuencia una disminución del diámetro de la vagina, recuperando su ph, color, lubricación, control y, lo que es más importante, recolocando la uretra.

Aparte de la mejora en la incontinencia urinaria, otras ventajas que proporciona el tratamiento son una disminución de la sequedad y un aumento de la sensibilidad, lo que se traduce en un beneficio de cara a las relaciones sexuales. También puede aminorar las posibilidades de tener que ser intervenida quirúrgicamente por prolapso vaginal –caída del útero-.

Este mismo tratamiento por láser es también utilizado para realizar labioplastias, que permiten moldear el tamaño de los labios vaginales que presenten algún desequilibrio en su simetría o proporciones.

Pero esta es una historia con final feliz, poco después mi amiga y paciente decidió, tras consultar con su ginecóloga, venir a nuestra clínica e iniciar el tratamiento con láser, que en su caso tuvo dos sesiones (dependiendo de la persona a tratar pueden ser de dos a tres) transcurriendo un mes entre acción. Nuestra amiga ya se ha comprado sus nuevas deportivas y la vestimenta adecuada para volver a su vida saludable, con su afición al running, aunque eso ya es otra historia, una más de las que ve cada día nuestro querido Parque de El Retiro.