Rinomodelación o rinoplastia sin cirugia


A veces pequeñas deformidades de la nariz no requieren cirugía, a esto se llama rinomodelación o rinoplastia sin cirugía, y es bastante aconsejable cuando se trata de pequeños retoques y no de grandes intervenciones estéticas que necesitarían intervención en quirófano

Para conseguir una finalización optima se utilizan distintos tipos de materiales como la hidroxiapatita cálcica o el ácido hialurónico de mediana reticulación.

Con esta técnica el paciente obtiene grandes resultados y al ser de fácil tratado y menos agresiva que una intervención abierta se realiza a nivel ambulatorio y con anestesia local. Por lo que es especialmente diseñada para ciertos casos.

Si preguntamos a cualquier paciente si se someterían a algún tratamiento o intervención estética para cambiar si fuese posible su aspecto físico y añadiendo, además, sin pasar por el quirófano, responderán afirmativamente la mayoría de las personas. Y en un alto porcentaje, la parte elegida para ese cambio hipotético, sería la nariz. Bien sea por su tamaño, forma, desviación o la existencia de la giba, es un hecho que la rinoplastia es una de las intervenciones a las que más gente desea someterse.

La rinomodelación o  rinoplastia sin cirugía no requiere hospitalización y tiene una recuperación muy llevadera, el paciente puede hacer vida normal desde la salida de la clínica, con resultados espectaculares, sin duda alguna la rinoplastia sin cirugía es una de las opciones más efectivas, y que más satisfacción ofrecen a los pacientes dentro de los tratamientos o intervenciones estéticas relacionadas con la nariz.

Desde aquí os animamos a acudir a nuestra consulta para aconsejaros para vuestro caso particular. Siempre en busca de los resultados más exitosos.