Toxina botulínica


Técnica de infiltración destinada a la relajación temporal de la musculatura, consiguiendo una mejoría en las antiestéticas líneas de expresión, tensión del tejido cutáneo y aporte lumínico.

Indicaciones: Hiperhidrosis, tercio superior facial, bruxismo, relajación muscular, contracturas, arrugas,  …